Registra CDMX reducción histórica de pobreza por ingresos

C&Q
C&Q
9 Min Read

El Jefe de Gobierno, Martí Batres Guadarrama, encabezó la presentación del Informe de Reducción de la Pobreza en la Ciudad de México, realizado por el Consejo de Evaluación de la Ciudad de México (EVALÚA CDMX), el cual concluyó que la pobreza multidimensional ha disminuido entre 2018 y 2022, dos por ciento, mientras que la pobreza extrema ha decrecido cuatro puntos porcentuales.

El mandatario capitalino destacó que, de acuerdo con los resultados, bajó la pobreza de ingresos, vivienda, bienes duraderos, educación, salud y seguridad social en todos los sectores de la población, producto de las políticas sociales impulsadas por los Gobiernos Federal y capitalino.

“El EVALÚA Ciudad de México, con su metodología aplicada, nos está diciendo que disminuyó la pobreza multidimensional, eso quiere decir que midiendo ingresos, pero también servicios como agua, drenaje y otros, también vivienda, bienes durables, también seguridad social, educación, salud, midiendo todos estos elementos, también disminuye la pobreza en el país y, en este caso, en la Ciudad de México. (…) Gracias a las políticas económicas y sociales que se han llevado a cabo en el país y en la Ciudad de México”, afirmó.

Martí Batres subrayó que si bien el EVALÚA utiliza una metodología basada en un umbral de pobreza más alto para incluir a un universo más grande de personas y con ello desarrollar políticas públicas de mayor alcance, los datos del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI) y del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL), también permiten concluir que en la capital del país ha disminuido la pobreza y han aumentado los ingresos de los hogares resultado de la mejora salarial, las iniciativas de acceso gratuito a internet, las becas y pensiones.

- Advertisement -

“En las últimas semanas hemos recibido información sobre los resultados en materia social del INEGI, en primer lugar; del CONEVAL después, y ahora del EVALÚA Ciudad de México, en lo que se refiere a la Ciudad de México. Son metodologías muy diferentes, el INEGI hace encuestas, el CONEVAL tiene otros niveles de medición, otro umbral de pobreza. (…) Podemos cambiar de metodología y llegamos a ciertos resultados: Disminuyó la pobreza, disminuyó la desigualdad, aumentaron los ingresos de los hogares y, sobre todo, aumentaron los ingresos en los hogares de ingresos más bajos, esos son los resultados de la Cuarta Transformación”, afirmó.

Por su parte, el secretario de Inclusión y Bienestar Social, Rigoberto Salgado Vázquez, comentó que los datos presentados por EVALÚA ofrecen información confiable que permite medir los resultados de las políticas y programas implementados por el Gobierno de la Ciudad de México y reafirman el compromiso de luchar por los derechos sociales, el bienestar y la reducción de las brechas de desigualdad.

“Entre 2018 y 2022, los efectos de una ciudad más conectada con puntos de Internet gratuito se reflejan en un porcentaje muy considerable de personas que tienen acceso a las telecomunicaciones; y a eso se puede añadir la visión de programas como ‘Mi Beca para Empezar’, con una cobertura universal que muestra grandes beneficios al medir la pobreza conforme a las edades y al ciclo de vida”, apuntó.

La consejera presidenta del EVALÚA CDMX, Araceli Damián González, destacó que por primera vez en la historia del organismo, se observa una baja significativa en los niveles de pobreza multidimensional total y extrema, indicadores que están ligados directamente con la procuración de los derechos sociales de la ciudadanía. La pobreza extrema pasó de 18.7 por ciento a 14.7 por ciento entre 2018 y 2022, y la pobreza multidimensional total bajó de 64.8 a 62.9.

Señaló que la mayor disminución se encuentra en la pobreza total por ingresos, que pasó de 47.7 por ciento a 42.9 durante el mismo periodo, una disminución de más de cinco puntos, que equivale a una reducción de 389 mil personas; mientras que la pobreza extrema por ingresos pasó de 28.1 a 21, con lo que 630 mil habitantes abandonaron esta condición, datos que, indicó, colocan a la Ciudad de México como la tercera entidad con menos pobreza en el país.

“Tuvimos una reducción de la pobreza multidimensional, pero quiero enfatizar que la mayor reducción se dio en el tema de la pobreza extrema, que es precisamente ese conjunto poblacional que tiene los mayores rezagos y las mayores dificultades para enfrentar su situación día a día. La mayor baja la observamos en la pobreza por ingresos. (…) Aún cuando tuvo un ligero incremento en 2020, se logró recuperar la pérdida que hubo derivada de la pandemia e inclusive ha bajado cinco puntos porcentuales”, explicó.

Araceli Damián subrayó que en lo referente a la Pobreza por Necesidades Básicas Insatisfechas (NBI), esta se redujo poco más de cinco puntos porcentuales del 2018 al 2022, en tanto la población con carencias de vivienda pasó del 49 al 43 por ciento y la relacionada con bienes durables cayó del 39 a 36, indicadores relacionados con el mejoramiento de acciones de política de vivienda y del ingreso de los hogares.

Además, resaltó que por grupos poblacionales, los que presentaron las mayores disminuciones en pobreza extrema fueron el de seis a 11 años, al pasar de 39.5 a 35.2 por ciento de 2018 a 2022; y el de 12 a 17 años que decreció del 38.8 al 33, es decir, el segmento que recibe la Beca “Bienestar para Niñas y Niños, Mi Beca para Empezar”, indicador que refleja el impacto que tienen los apoyos sociales en la calidad de vida de las personas, al brindar las condiciones para que niñas, niños y jóvenes salgan de la precariedad.

“Aquí sí estamos viendo una relación directa de un Programa social con una vocación universalista, que le llega a todas las niñas y niños, con un proceso de reducción de baja en la pobreza, sobre todo, la extrema, que es la situación que más afecta a las niñas y niños de todo el país y de nuestra ciudad, en términos de las consecuencias que tiene a futuro vivir en esa condición. Entonces, el que dejen de estar en esa condición va a traer a largo plazo mejoras en materia laboral, vamos a tener personas que cuando sean adultas van a ser más productivas porque dejaron de vivir en una condición de pobreza extrema”, expresó.

La consejera presidenta dijo que otros de los índices más relevantes son el acceso a las telecomunicaciones, ahora 1.3 millones de personas más cuentan con internet; además, acentuó que la carencia de acceso a servicios de salud bajó del 26 al 22 por ciento.

“Ya se destacó el tema de telecomunicaciones, que bajó de 35 a 19.7 por ciento la carencia, esto es internet que los hogares han podido tener en sus viviendas con sus propios recursos; y eso significa que 1.3 millones de personas más, han podido tener sus servicios de internet, además de todo el esfuerzo que ha hecho el Gobierno de la Ciudad para poner internet en toda la ciudad. Y eso es un tema muy importante porque apoya la educación, el trabajo”, apuntó.

A la presentación del informe asistieron el secretario ejecutivo del EVALÚA, Guillermo Jiménez Melgarejo; el consejero del EVALÚA, Francisco Pamplona Rangel; y miembros del Gabinete Social del Gobierno de la Ciudad de México.

Share this Article
Leave a comment