Ciencia y Tecnología Portada Principal Tecnología

Desarrollan universitarios colorantes orgánicos, no contaminantes y de bajo costo

Alumnos de la UNAM desarrollaron colorantes orgánicos no contaminantes que reducen notoriamente el impacto ambiental generado por la industria textil. Derivados de bacterias modificadas, son de bajo costo de producción, escalables para el mercado y pueden tener aplicaciones en otras industrias, como la farmacéutica, de pinturas y de alimentos.

La industria textil es la segunda más contaminante, responsable del 20 por ciento de las aguas residuales en el mundo. “En México las empresas que se dedican a este giro contaminan cuerpos de agua, por lo que buscamos crear un producto biodegradable, sin implicaciones para el medio ambiente, pero que sea escalable”, expuso Jorge Alberto López Vázquez, estudiante de séptimo semestre en la carrera de Administración, de la Facultad de Contaduría y Administración (FCA).

Jorge Alberto, junto con Daniela Areli Arriaga Martínez, química farmacéutico bióloga egresada de la Facultad de Química (FQ), y quien también desarrolla propuestas en el Instituto de Investigaciones en Materiales (IIM), son dos de los creadores de esta propuesta, ganadora del certamen internacional de emprendimiento de alto impacto, TrepCamp 2018.

Daniela Areli explicó que para obtener los colorantes orgánicos extrajeron los genes de algunos microorganismos productores de color y los transfirieron a otros que crecen exponencialmente. “Se desarrollan en un biorreactor y posteriormente extraemos el colorante”.

Emprendimiento a color

Los universitarios se unieron a Luis Alberto Méndez Casas y Héctor Jafeth Sánchez Quevedo, del Tecnológico de Poza Rica, Veracruz, así como a Carlos Andrés Mariño Quintero, de la Universidad Santo Tomás en Bucaramanga, Colombia, para formar “Bink Colors”, una empresa emergente (startup) gestada en el programa de emprendimiento de alto impacto TrepCamp 2018, el más importante dentro de las iniciativas del Consejo México-Estados Unidos para el Emprendimiento y la Innovación (MUSEIC).

Su objetivo es preparar a los aspirantes para que desarrollenn sus ideas con las mayores posibilidades de éxito.

En la última fase del certamen, los integrantes de “Bink Colors” compitieron contra otras cuatro propuestas de diversos países y sistemas de innovación, entre ellos de Estados Unidos y de China, con nivel de doctorado.

Resultaron ganadores en el “Global demo day” de TrepCamp, realizado en el marco del denominado “INCmty”, en Monterrey, Nuevo León, que es el festival de emprendedores más grande de Latinoamérica. Con este logro obtuvieron el derecho a asesoría y apoyo financiero para arrancar con su proyecto.

“Después de armar equipos, nos aventuramos al trabajo de investigación para encontrar soluciones a la problemática del agua contaminada por la industria textil. Inicialmente nuestra propuesta era una planta de tratamiento, pero al validar nuestras hipótesis nos percatamos de que ése no era el camino. Las visitas a industrias textiles nos dieron la respuesta: si el problema eran los colorantes con los que se tiñe la tela, teníamos que enfocarnos en eso”, recordó Jorge Alberto.

En el edificio “Mario Molina” de la FQ, los universitarios presentaron algunos de sus prototipos, probados ya en el proceso de tinción de telas; actualmente trabajan en otros aditamentos, y en más colores.

“Nuestro reto es desarrollar colorantes en laboratorio para validarlos con las normas solicitadas y establecer nuestro propio laboratorio, o quizá asociarnos con alguna empresa ya establecida”, expuso López Vázquez.