Nacional Politica Portada Principal

Corregir el rumbo del país, pide Coparmex

El presidente nacional de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Gustavo de Hoyos, urgió al gobierno federal corregir el rumbo y mejorar la toma de decisiones de política pública para alcanzar la meta de crecimiento económico.

Reconoció que el actual gobierno ha mantenido un sano equilibrio fiscal y financiero, debido a la disciplina fiscal que ha logrado en favor de organismos internacionales como el Fondo Monetario Internacional, pero eso no es suficiente.

“Es responsabilidad del Estado invertir bien los recursos de los mexicanos a fin de fomentar el crecimiento. De no comenzar a tener una visión estratégica de largo plazo, que realice inversiones de alto valor agregado”, las consecuencias podrán ser desastrosas, advirtió.

El dirigente del sector patronal subrayó, en el documento “Señal Coparmex”, que ya comienzan a notarse los impactos de las decisiones equivocadas y poco planeadas de inversión del gobierno federal.

Ello luego de que las agencias internacionales Fitch Ratings y Moody’s degradaron las calificaciones de Petróleos Mexicanos (Pemex) y de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), por primera vez en 10 años, pues ambas señalan que será difícil cumplir con los objetivos fiscales en 2020, sobre todo si se continúa con la política energética del gobierno actual.

En ese sentido, destacó que se debe procurar la sostenibilidad financiera del país gastando de forma eficiente, buscando en cada inversión los más altos retornos económicos y sociales.

Además, los grandes proyectos de inversión necesitan estar apegados a los más altos estándares técnicos, ambientales y legales, así como contar con claridad en su ejecución y viabilidad financiera.

Asimismo, se debe impulsar una política energética acorde con la tendencia global, no apostando al pasado y se deben desarrollar proyectos de inversión que den certeza y que tengan como indicadores de éxito su rentabilidad ambiental.

De Hoyos Walther señaló que la coyuntura actual ha puesto en evidencia que México no puede depender exclusivamente del comercio con Estados Unidos, pues ahora más que nunca, se debe empujar la apertura comercial y la promoción empresarial con más socios internacionales.

Por ello, es necesario que el gobierno tome mejores decisiones para mejorar el panorama económico del país, pues los grandes proyectos de inversión y los programas que se implementen deben diseñarse con la visión que se quiere para México.