Economía Finanzas y Negocios Portada Principal

Registran ventas estancadas pequeños comercios pese programas sociales

Los recursos de los programas sociales, impulsados desde el inicio de la actual administración federal, siguen sin tener un impacto favorable en los pequeños comercios del país, toda vez que las ventas siguen estancadas, aseguró el presidente de la ANPEC, Cuauhtémoc Rivera.

En conferencia de prensa, el dirigente de la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (ANPEC) consideró que por ello es necesario hacer una revisión de esas iniciativas, como los apoyos a jóvenes y adultos mayores, porque “están operando ineficientemente y no han logrado bajar los recursos”.

“Son buenos (los programas sociales), (…) pero no han podido impactar en el consumo de manera positiva. El dinero simplemente no se está colocando donde debería”, argumentó.

De acuerdo con la encuesta “El peso de nuestros impuestos”, el 85.01 por ciento de los comerciantes opinó que las ventas bajaron en comparación con el primer semestre de 2018; mientras que siguen estancadas para el 48.83 por ciento de los negocios.

Ello, según el sondeo elaborado a mil 142 comerciantes y clientes de la Ciudad de México, Jalisco y Nuevo León.

Asimismo, reveló que 51.58 por ciento de los pequeños comerciantes no se está beneficiando de los programas sociales; mientras que 61.02 por ciento ve ineficiencia en la implementación de los mismos.

En contraste, el 47.3 por ciento de los consumidores dijo tener un poder de compra menor en comparación con el primer semestre de 2018 y 37.30 por ciento que el reciente aumento al salario mínimo no bastó para mejor su poder de compra.

Ello porque el ingreso se diluyó ante la actual situación económica que priva al país, acentuó el líder de los pequeños comerciantes, quien consideró que a ello se suma la guerra comercial con Estados Unidos.

Todo lo anterior, aseveró, ha repercutido en un incremento de la informalidad, donde trabaja 52 por ciento de la población.

El mercado ilícito, aseveró, deja pérdidas por 34 mil millones de pesos anuales, lo que impacta directamente en el 30 por ciento del Producto Interno Bruto.

La informalidad impulsa el crecimiento de la delincuencia, pues cuatro de cada 10 pequeños comerciantes han sufrido extorsiones y actos de corrupción, finalizó.