Economía

Buscan monopolio de recarga de cilindros de gas

 

El marcado de cilindros de gas que pretende aprobar la Comisión Reguladora de Energía generará un monopolio en la recarga de cilindros de gas, porque uno de los puntos es que no se podrá recarga en dónde guste el usuario, sino con la empresa que los marque.

Por lo menos cuatro asociaciones en defensa de los consumidores como Ciudadanos Participativos; Conciencia Ciudadana; ABCDF Ciudadanos; y Unidos contra los abusos, señalaron que esa reforma generará que por lo menos 12 millones de familias que consumen gas LP mediante cilindros resulten afectadas.

Primero estarán obligados a pagar mil 500 pesos por el cambio de su cilindro sin marca, a uno personalizado, pues de otra manera no podrán tener el beneficio de que les surtan el energético.

También, informaron que se oponen al monopolio de la recarga de gas, que se generará con la marca en los cilindros, porque desde el momento que entre en vigencia, los usuarios no podrán cargar en cualquier estación, sino que solamente lo podrán hacer en la empresa propietaria de esa marca.

“Nosotros estamos defendiendo nuestros derechos, porque pagamos por el gas y ahora pretenden obligarnos a pagar por un nuevo cilindro, y lo peor estaremos obligados a comprar con quién ellos decidan, nos quieren engañar con esta nueva ley, nos quieren perjudicar“, indicó Gaspar Carreño de Ciudadanos Participativos.

“Nosotros esperamos nuestros días de descanso para ir a compara nuestro gas, donde sabemos que nos rinde más el dinero, pero ahora nos tendremos que someter a donde nos quieran imponer“.

Mientras que diversas asociaciones de gas también se pronunciaron sobre la nueva marca de los cilindros, sobre todo porque mediante la figura del cilindro “troquelado” se obliga al consumidor a pagar un depósito por el cilindro, desaparece su libertad para cambiar de proveedor por lo que se incrementan los precios y se fomenta el monopolio.

Lo que esperan asociaciones como Adigas (Asociación de Distribuidores de Gas LP), Asocinor, (Asociación de Distribuidores de Gas LP del Noreste) y Aemgas (Asociación Empresarial de Distribuidores de GAS LP) es que se analice el costo beneficio de esa nueva nueva norma.

Aseguraron que la COFECE debe dar una opinión negativa sobre la resolución de la CRE para que los consumidores conservar su libertad de elección en su consumo de Gas LP.

Porque de los cerca de 33 millones de tanques que se pretenden cambiar, por lo menos 22 millones están manos de familias más pobres, que comprar ya su tanque y que ahora tendrán que cambiarlo por mil 500, pero además, no serán de ellos, sino de las empresas que los marquen.

“Existen graves fallas e inexactitudes en la información y conclusiones que ha presentado para Conamer realice el análisis de impacto regulatorio del proyecto para el intercambio obligatorio de cilindros, que generará grandes costos a la población, además de que en México, 7 de cada 10 familias consumen gas LP y casi la mitad lo hacen a través de cilindros portátiles“, indicó Víctor Figueroa de Adigas.

“Además, es obligatorio, lo que afectará de forma directa a las pequeñas y medianas empresas del sector y a la economía de los ciudadanos que los utilizan, dejando a un lado la libertad de mercado“.

Un programa similar se trató de implementar desde hace 18 años, el cual solo generó pérdidas de más de 6 mil millones de pesos.