Economía Finanzas y Negocios Portada Principal

Banxico mantiene ‘puerta abierta’ a tasas más altas

El Banco de México recortó sus pronósticos de crecimiento económico para este y el próximo año y revisó al alza sus estimados de inflación, destacando una mayor incertidumbre sobre el entorno externo e interno.

En su ‘Informe Trimestral’, la autoridad monetaria revisó a la baja sus estimaciones de avance del Producto Interno Bruto (PIB) para 2018 a un intervalo de 2.0-2.4 por ciento, desde 2.0-2.6 por ciento del informe anterior. Para 2019 las recortó de un intervalo de entre 1.8 a 2.8 por ciento a un rango de 1.7 y 2.7 por ciento.

El gobernador del Banco de México, Alejandro Díaz de León, destacó que las previsiones para 2019 y 2020 no consideran el impacto que la materialización de algunos riesgos podría tener sobre el crecimiento de la economía.

Además, suponen que se mantendrá un compromiso por parte de las autoridades que tienen a su cargo la política económica, por preservar un marco macroeconómico sólido en general y finanzas públicas sostenibles en particular.

“Existe un alto grado de incertidumbre alrededor de estas perspectivas, toda vez que se considera que la economía mexicana continuará enfrentando un entorno complejo a lo largo del horizonte de pronóstico. Además, prevalecen elementos de incertidumbre interna respecto de diversos aspectos de la política económica que la nueva administración habrá de implementar y los efectos de estos sobre la actividad económica”, señaló.

El Banco Central indicó que es necesario adoptar políticas adecuadas en ámbitos distintos al económico, de manera que combatan la inseguridad y la corrupción, que se garantice el respecto a la propiedad privada, que se fomente un ambiente de certidumbre para la inversión y prevalezca la certeza jurídica.

Riesgos en inflación y tasas

El Banco Central prevé que será hasta el primer semestre de 2020 cuando la inflación se ubique alrededor del objetivo de 3 por ciento.

Sin embargo, las previsiones sobre el avance de los precios están sujetas a importantes riesgos, como un deterioro mayor del tipo de cambio; mayores presiones de los costos de energéticos y agropecuarios; un escalamiento de las medidas proteccionistas y un incremento de los salarios que no sean justificados con el incremento de la productividad.

Banxico dejó la puerta abierta a más alzas en la tasa, por lo que el ciclo de endurecimiento podría continuar en 2019, porque el entorno actual presenta riesgos que podrían afectar de manera estructural las condiciones macroeconómicas del país, su capacidad de crecimiento y la formación de precios.

Amenaza contra la autonomía
Roberto del Cueto Legaspi, subgobernador saliente de la Junta de Gobierno de Banxico, pidió defender la autonomía del Banco Central, debido a que se estarían vulnerando las garantías individuales plasmadas en la Constitución.

Exhortó a la población a estar conscientes de lo que significa esta autonomía, y lo que representa para cada ciudadano.

“La mejor garantía de que se preserve, es que todos los mexicanos entendamos la importancia de la autonomía del Banco de México y cuando veamos que de cualquier forma se pretende vulnerarla, actuemos para tratar de evitarlo, porque lo que nos estarían quitando es una garantía individual, un derecho que ya tenemos ganado los mexicanos y que nos conviene a todos que se preserve”, agregó.